Uso de cookies: Utilizamos 'cookies' propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística, analizar sus hábitos de navegación e inferir grupos de interés. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Adicionalmente, compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros. Si continúa navegando acepta su uso.
Más información y cambio de configuración..

Entendido


Miravet


  •   Miravet

    Es un pueblo con encanto que se sitúa en la comarca de Rivera d´Ebre. Miravet resalta por la excelencia de un bonito castillo templario, que se asienta en una colina muy cerca del río Ebro. 
    Emplazado en un estratégico paso del río Ebro, su castillo milenario albergó en su interior la sede de los templarios y su afamado tesoro, siendo el escenario de su última resistencia. Esta edificación destaca por conservar un tradicional transbordador, una inconmensurable artesanía alfarera y una producción de cerezas de gran popularidad. En el año 1938, en sus inmediaciones se llevaron a cabo las más maravillosas gestas de la terrorífica Batalla del Ebro.


      ¿Cómo llegar?

    En coche desde Tarragona se tarda aproximadamente 50 minutos por N-420

    En coche desde Barcelona se tarda aproximadamente 2h por AP-7 esta ruta incluye algún peaje


      ¿Qué ver?

    El pueblo de Miravet resalta por las vistas que ofrece, así como por el tipismo de sus calles estrechas y porchadas, el molino de aceite, la última atarazana fluvial, el barníz alfarero, la sede de la aljama morisca y su arcada mudéjar, entre otros sitios que hacen de esta localidad un lugar perfecto para pasear.
    Pero, sus rincones de interés más destacables son:
    El Castillo de Miravet: el sitio de mayor relevancia de este pueblo está asentado en el punto más alto de su territorio, donde se recomienda comenzar la visita. Acá se encuentra esta fortaleza que incluye uno de los conjuntos monásticos más importantes de la provincia. Esta edificación, que fue construida originalmente durante el siglo y reformada en los siglos XII y XIII, se asocia a la época en que fue reconstruida por la Orden Militar del Temple sobre una fortificación anterior levantada por los árabes. Hoy en día mantiene sus magnificas murallas, adecuadas al abrupto territorio y otras construcciones subalternas. 
    El Cap de la vila: al pie del imponente Castillo de Miravet podrás hallar un conjunto de edificios civiles, que en sus inicios integran la alquería musulmana y donde habitaron moriscos desde el s. VIII hasta el año 1610. En este lugar imperan estrechas calles, los talleres de los alfareros, la atarazana fluvial para las embarcaciones costeras y un molino de aceite. 
    El Paso de Barca: otro de los atractivos de este bonito pueblo es cruzar el caudaloso río Ebro por medio del transbordador tradicional o Paso de la Barca, que opera sin motor, de manera que depende de la habilidad de su conductor. 
    La Iglesia vieja: no te puedes quedar sin visitar esta edificación religiosa que data del s. XVI. Se trata de un sorprendente templo de estilo renacentista, erigido por la orden del Hospital entre los años 1565 y 1585, sobre la vieja mezquita árabe. Su arquitectura y estampa renacentista impresionan a los visitantes, debido a que evoca la obra de Brunelleschi.


      Oficina turismo

    Dirección: Plaça de l'Arenal, 43747 Miravet, Tarragona

    Horario: De martes a domingo de 11h a 14h. Lunes cerrado.

    Teléfono:  608 18 97 33



problema con query