Uso de cookies: Utilizamos 'cookies' propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística, analizar sus hábitos de navegación e inferir grupos de interés. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Adicionalmente, compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros. Si continúa navegando acepta su uso.
Más información y cambio de configuración..

Entendido

((anulada por cierre del museo a las 17:30 hs)) exposición el boom de la publicidad. reclamos de hojalata, cartón y azulejo. 1890-1950

Manuel__                                                                                              Manuel__ , 60 TOP

Regístrate o inicia sesión para apuntarte


 fecha 16 feb 2019

comienza 17:30 - finaliza 19:30

orientado   Hombres y mujeres & Todas las edades

¿Dónde se hace?

Museu del Disseny de BarcelonaD

Dirección Plaza de las Glorias Catalanas, 37-38

Precios

Entrada general: 3 €

Entrada reducida: 2 €

Después podemos ir a tomar algo por allí.


Organizador Nivel 3   90    Share


Información

La exposición hace un recorrido, desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, por la publicidad comercial gráfica dedicada especialmente a la difusión de productos de uso cotidiano: alimentarios, vinos y cavas, farmacéuticos, de higiene y perfumes, tabaco, maquinaria...

Más allá de los populares carteles de papel, como la muestra pone de relieve, la publicidad adoptó otros soportes, como la hojalata, el cartón y el azulejo cerámico. Esto contribuyó a una mayor difusión de los productos anunciados, principalmente en los establecimientos comerciales, sobre los mostradores, en los escaparates de las tiendas o en las paredes de las fachadas.

Carteles bidimensionales de hojalata y cartón e, incluso, piezas tridimensionales de gran formato, en el caso del cartón, funcionaban como un potente reclamo en la entrada de los establecimientos, a menudo con figuras recortadas de tamaño real que se convirtieron en iconos populares de su tiempo. La finalidad era propagar las cualidades y las ventajas de los productos, sobre todo destacando el nombre del fabricante, quien, en un esfuerzo por posicionarse en el mercado, empezaba a utilizar el diseño para crear una imagen de marca atractiva.

La estampacióncromolitográfica(litografía con colores), un procedimiento de reproducción innovador por entonces que contribuyó a la divulgación del cartel publicitario en papel, se aplicó también sobre hojalata y cartón, llenando de color el mundo de la publicidad como ya había sucedido en el mundo editorial.

Por otra parte, con respecto a los azulejos, los más refinados eran producto de la antigua técnica del tubado (cordón de arcilla con el que se separaban los barnices pintados que se empleaban para diferenciar los trazos de la decoración),recuperada a finales del siglo XIX y aplicada especialmente a las pastas blancas de los paneles publicitarios, que adoptaban un relieve de gran calidad. Las tierras valencianas fueron el foco principal de esta técnica.

Una gran parte de los reclamos expuestos se han producido enCataluña, salvo la publicidad cerámica, procedente mayoritariamente de Valencia.

La exposición presenta más de 250 piezas, obras tanto de artistas como de profesionales de la ilustración, con frecuencia anónimos, provenientes de la Colección Mateu Llinàs i Audet de Barcelona y del Museo de Cerámica de Manises(Valencia). El objetivo es acercar a todos los públicos estos reclamos publicitarios, tan populares en su momento, y que hoy pertenecen al mundo del coleccionismo y los museos y han alcanzado la consideración de patrimonio cultural por su dimensión comunicadora, artística y social.

Se trata de un patrimonio que evocará un pasado lejano en los mayores y no tan mayores, mientras que, en los más jóvenes, despertará el interés y la admiración al descubrir la fuerza de unos iconos que han perdurado cerca de un siglo, adaptándose al paso del tiempo. Sin dudaeste patrimonio, concebido originariamente como un producto efímero, será muy inspirador para las nuevas generaciones de profesionales.

Organiza: Museu del Disseny de Barcelona
Obras: Colección Mateu Llinàs i Audet, Museo de Cerámica de Manises, Museu del Disseny de Barcelona
Col·labora: Museo de Cerámica de Manises y Museu de Badalona.

Actividad libre, no guiada.


Punto de encuentro
A las 17:15 hs. En la puerta del museo.

Apuntados
Manuel__                                                                                            bonjanix           Piedad  Àngels     LydiaP Javier       Judit      Margarita   Victoria         Tu Web Barcelona

Comentarios
Maria Gagor HOLA Manuel!! Si trasladais la visita a otro dia, me apunto.Ya diréis algo.
+3 días
Margarita Gracias por avisar Manuel
+3 días
Manuel__ ATENCIÓN, AVISO: he llamado al museo y cierran mañana sábado a las 17:30 hs por la Fiesta de la Luz. Se suspende la actividad.
+3 días
Manuel__ Gràcies, Karma Ma.
+3 días
Karma Ma Al fina no podre vindre, Nota, CREC que aquet cap de setmana tanca el museu a les 18h degut a la Festa de la Llum
+3 días
Manuel__ La fotografía que presenta la actividad alude a la marca NETOL. -Netol, brilla tanto como el sol- La empresa fabricante de Netol, promovida por los empresarios Fresneda y Lorán, se estableció a principios del siglo pasado en el número 17 de la Ronda de Sant Pere de Barcelona. A pesar de ello el apogeo de los productos de limpieza envasados llegó hacia los años cuarenta. Antes, la gran mayoria de ellos se vendian en la droguerias a peso. Netol, a pesar de anunciarse principalmente como limpiador y abrillantador de metales, tenía a la vez una finalidad multiusos. El mayordomo del anuncio, que podia verse anunciado por todas partes: tránvias, autobuses, en la paredes del metro y en vallas publicitarias, lucía una gran amplitud facial, era pelirrojo, con su pajarita, su chaleco de rayas y una generosa sonrisa, como podemos ver. Netol también usó la publicidad radiofónica con distintos tipos de mensajes que abundaban en las maravillosas propiedades del producto, tanto para los objetos como para las manos de sus usuarias. En sus anuncios se utilizaron diferentes ritmos musicales como el chotis, el bugui bugui o la samba. Tanto las melodias como las letras, muy pegadizas, se convirtieron en auténticos clásicos de la época. El producto, fabricado en Cataluña como se puede deducir de su nombre: net, que en catalán significa limpio, con la terminación -ol- correspondiente a la terminación de algunos hidrocarburos, fundamentalmente los alcoholes. El liquido era más bien viscoso y de un color indefinido que se extendía sobre los metales, especialmente el latón de las lámparas y otros enseres, con facilidad y, frotando bien, se conseguia un brillante dorado. Las prominentes mejillas del mayordomo, protagonista del anuncio hicieron, que toda una generación tomarà por costumbre llamarle Netol a todo aquel que tenia la desgrácia de poseer unos mofletes abundantes.Te pareces al mayordomo de Netol, era una de las frases de la época.
+3 días